3. feb., 2019

EN ESTE JARDÍN

En este jardín, donde los ángeles construyen nuevos sueños

de las antiguas historias de amor,

hoy enterradas en el fondo de un mar lejano y triste,

veo pasar los últimos héroes derrotados por el viento.

Llevan en sus manos copas que antaño fueron leyendas,

pasajes victoriosos a la luz de la hoguera.

Pronuncian palabras inefables que algún día fueron ímpetu y coraza.

Se refugian en un bosque milenario

donde hay templos, castillos y un lago cubierto por la nieve.

Tienen nombres de magos y de sabios,

poetas, profetas y arlequines.

De vez en cuando un violín rasga la noche

y les canta las trovas encendidas de antiguos amadores.

 

En este jardín, donde hoy mis ojos anhelan otro cielo,

solo me acompaña la fría soledad de las estatuas,

esas que tejieron un mundo sin noches y sin sombras.