27. ene., 2019

LA NIEVE

El cielo hoy es una nube pétrea,

que no deja ver más allá del misterio.

La luz es opaca

y los muertos vienen a visitarla.

El campo es una losa

que ha perdido su brillo,

como el ciervo que huye de los lobos.

El universo entero ha dejado de ser el templo de los dioses

y ya no es más que las cenizas de lo que fue un prodigio de belleza.

El presagio hoy se ha cumplido.

Un denso velo cubre las montañas.

Las ciudades son cárceles del alma.

Los pájaros se fueron al país de los sueños,

donde vive la bella durmiente

y el payaso que nunca defrauda.

 

El cielo hoy es una nube pétrea,

con cautivos y esclavos y serpientes.

Se rompe en cristales que no cesan de golpear el alma.

¡Cuánto frío en el salón vacío!

¡Cuánto invierno y qué largo el camino!  

¡Cuánta nieve en el corazón que no ama!