26. jul., 2018

ORACIÓN

Tú que lo creaste todo:

el amor y sus últimas palabras,

el mar que se pone de rodillas cuando pasas,

el pájaro que te nombra en la más oscura selva,

el silencio de la nieve infinita.

Bajo tus brazos largos me acojo.

Hoy no es tarde todavía.

Los hojas de los árboles no se caen,

los ríos no están secos

y la guerra parece estar muy lejos.

Tú qué lo creaste todo:

dime por qué mis manos tan vacías,

el mundo tan aciago,

la hondura de los pobres,

el largo caminar por el desierto.

Hoy no es tarde todavía.

Escucha este lamento

y haz que brote la luz en esta noche.