23. jul., 2018

¡QUÉ TRISTE ES EL CANTO SIN FUTURO!

Miserable el momento si no es canto.

Claudio Rodríguez

 

¡Qué triste es el canto sin futuro!

¡Qué triste la voz que habla a la muerte!

¡Qué triste el poema sin misterio!

¡Qué triste el vagabundo sin sendero!

¡Qué triste la noche sin estrellas!

¡Qué locos esos hombres que buscaron la belleza!

¡Qué locos esos hombres que hicieron del amor su cautiverio!

¡Qué locos esos hombres que sembraron la tierra con su sangre!

¿A dónde iban con el corazón en carne viva,

retando a los vientos y a la envidia?

¿Acaso pensaban recuperar la luz que nace en el silencio?

¿Traer al hombre de su largo invierno a un valle de esperanzas y recuerdos?

¡Qué triste es el olvido de aquel que ha prometido volver al ruiseñor y al horizonte!