8. jun., 2018

QUITADME, SI QUERÉIS, EL MAR

Quitadme, si queréis, el mar.

Arrancad de mis entrañas los sueños imposibles.

Negadme el misterio de la luz.

Dejadme en la soledad más absoluta.

Impedid que la lluvia cure mis heridas.

Todo lo resisto

como la roca golpeada por las olas,

como la casa asolada por el viento.

Os lo permito todo,

incluso que me arrebatéis la carta de amor

que leo cada noche.

Pero no olvidéis que el héroe se crece en la lucha,

que sólo muere el corazón esclavo de su sombra.