2. may., 2018

LAS PALABRAS

Las palabras aparecen a veces en los bosques

desnudas y maniatadas

porque algún monstruo las ha secuestrado

y ha liberado al silencio,

ese señor que se pone colorado

cuando preguntan su nombre.

Otras veces se esconden de los indolentes

que quieren envenenar el agua de la que beben.

Otras brotan de los manantiales

sin permiso de nadie y entonces

son libres, vuelan, aman, susurran a los amantes,

y no dejan nada sucio.

Pero las más de las veces huyen

a las cumbres más altas para que nadie las alcance.

Pero en fin las hay que están enterradas en el fondo del alma

esperando a un poeta que les despierte de su sueño.