2. may., 2018

EL INFINITO

Quiero hablar del infinito

esta tarde sedienta y sin futuro.

¿Es acaso el número

que no alcanzaron a ver los ciegos?

¿O el rastro que dejaron los invictos héroes de la guerra?

¿No será la arena del desierto

o el amplio manto que cubre las estrellas?

Tal vez el camino que siguieron los sabios

o el fondo insondable de unos ojos que dicen te quiero.

El infinito está al norte

aunque los pájaros se dirijan hacia el sur.

Nadie lo ha visto jamás

pero todos lo esperan en la noche.

Hablan de él los poetas,

pero solo los astros conocen la respuesta.

Es tal vez una pregunta que le hacemos al destino

cuando alguien nos anuncia su llegada.

El infinito es aquello que nos queda

cuando se apagan todas las hogueras.