31. mar., 2018

A TI, LIBERTAD

A ti, libertad, te canto hoy,

que tengo las manos atadas

y el pecho en carne viva.

A ti, rodeada siempre por la oscuridad y el miedo,

luchando contra las últimas horas del diluvio.

A ti, que llenas de esperanza las calles vacías

y los campos estériles.

A ti, que habitas en los corazones insaciables,

en las lágrimas del prófugo,

en el grito del amor.  

A ti, que nadie sabe de dónde eres,

ni si llegarás nunca a ningún sitio,

porque cerraron tus labios

y te encerraron en una torre alta,

para que nadie supiera dónde vives

y nadie alcanzara a ver tu rostro.

A ti, libertad, te canto hoy,

con mi voz y mi furia y mi lamento.