28. feb., 2018

LA NOCHE, SIEMPRE LA NOCHE

Aúlla otra vez el lobo en su cueva.

Es tarde y los senderos, inacabables.

Esta piedra sobre la espalda.

Siglos que esperan ver la luz.

La noche, siempre la noche,

desnuda o ataviada de jardines.

El sueño implorando piedad a la tormenta.

Es fría la canción,

cruel, el recuerdo.

Hoy subo la cuesta que conduce hasta mi casa,

y todos los laberintos salen a mi encuentro