27. ene., 2018

LA NOCHE

La tarde se ha ido para siempre.

No ha dejado carta de despedida

ni recuerdos en los que dormirse.

Y una noche, profunda y larga,

espera que despierte de este sueño.