30. dic., 2017

SED DE ETERNIDAD

Tenemos sed de eternidad

aunque esta tormenta sea pasajera

y no veamos más que imágenes confusas

y andemos por este laberinto que es la vida.

Esperamos con ansia

que el destino nos depare una cumbre

o algo que no muera en el ocaso.

Pero las calles siempre tienen esquinas

y cruzar el puente nos da mucha pereza.

Tenemos sed de eternidad,

aunque a veces la confundimos con un paisaje

que pronto se convierte en desierto y polvo.

Al fin y al cabo ser hombre es algo más que un sueño.