24. dic., 2017

LA VIDA

Andar por laberintos.

Reconocer en los límites el destino.

Tener la certidumbre de la luz.

Aventar el polvo del camino.

Huir de la mentira y del odio.

Dejar que la lluvia empape el alma

y ahuyentar a la noche y a sus miedos.