15. oct., 2017

CATALUÑA III

Las calles están de fiesta.

En los bares, música y risas.

Las tiendas venden sueños imposibles,

amor sin condiciones,

las muchachas se visten de esperanza,

los viejos desempolvan sus recuerdos.

La mirada de los niños descubre nuevos mundos.

 

Es otoño en Cataluña

y nadie quiere escuchar el lamento de los árboles.

Nadie ha visto la huida de los pájaros a otros horizontes.

Nadie percibe el miedo del pobre,

nadie se enfrenta a la noche acuciante,

nadie vigila en la torre al loco amenazante,

nadie se protege del hedor y la mentira.



Todos bailan y cantan

antes de que la tormenta estalle,

antes de que les cubra el polvo de los cementerios,

antes de que se rompan los hechizos,

antes de que alguien repita los oráculos de la muerte.

 

Una sombra larga y siniestra se extiende por toda Cataluña.