2. ago., 2017

CIRCUNSTANCIAS

Hace veinte años ya.

Ella ha alcanzado la cima del amor.

Yo sigo intacta en mis sueños derrotados.

¿Quién es más feliz?

¿Ella, que oye los aplausos que se apagan en la noche,

o yo, que nada necesito?