5. jun., 2017

TODO ES CUESTIÓN DE TIEMPO

Todo es cuestión de tiempo:

Que las olas barran los últimos vestigios del sueño,

Que el silencio borre los nombres de la memoria,

Que se oculten los pájaros en las sombras de los árboles,

Que el viento arrase las ciudades inhóspitas,

Que se callen los violines en la noche,

Que el río no cruce los puentes sin permiso,

Que la pesadumbre vuelva con su frío y su tormento,

Que el polvo cubra las tardes de noviembre,

Que los retratos no cuenten historias de náufragos.

Todo es cuestión de tiempo.

Lo sé.

Mañana, las hojas del bosque

Ya no serán las mismas que un día me quisieron.

Todo es cuestión de tiempo.

Abandonarse al mar.

Dejar que los ángeles hagan su trayecto.