5. feb., 2017

LA CARTA DE AMOR

Me dices que la existencia es absurda,

Que ya lo dijo Sartre.

Que el hombre ha muerto

Como dijo Foucault.

Que el hombre es un ser fragmentado

Sin estrella ni horizonte.

Y lo dices sentado en el quicio de la ventana,

Con una mueca de escepticismo en tu rostro.

Esperas mi respuesta como la lluvia de otoño.

Esperas que te contradiga,

Que haga aspavientos

Y me ponga furiosa y encendida.

Mas no lo creas:

Yo vengo de muy lejos,

De cuando la vida era un río que iba a dar a la mar,

De donde habitaban Beatriz y Laura,

De cuando el universo era armonía

Y palpitaba en él el alma de todas las cosas.

Busco también la escondida senda,

La música callada y la soledad sonora.

Traigo entre mis manos

El perfil de los ángeles,

Un corazón que llora por una tierra muerta,

El misterio que abre todas las puertas,

El tiempo que alcanza lo inefable.

Y una carta de amor que no se agota.