10. ene., 2017

EL PAÍS DE LOS SUEÑOS

Hoy saludo, desde mi atalaya de viejo marinero,

a los vientos del sur

Que me protegen del odio y de la inquina,

A los bandoleros que me proporcionan

El elixir de la libertad,

A los que caminan sin estrella

Por las calles de los arrabales,

Pero no se olvidan nunca de ahuyentar mis temores,

A los que me prestan su voz

Para alzar mi grito de rebeldía.

 

Bienvenidos seáis al país de los sueños.