24. dic., 2016

TODOS LOS CAMINOS

Todos los caminos me conducen a ti,

Que estás en lo cierto, arriba de todo,

Donde las nubes no tienen dónde cobijarse,

En la alegría inesperada que hoy brota de aquel paisaje ignoto.

Todos los caminos me conducen a ti,

Incluso los más turbios y sórdidos,

Incluso los que desaparecen tras el polvo,

Aquellos que soñé y no anduve nunca,

Aquellos que me impuso el mar en su delirio.

Todos los caminos me conducen a ti,

Que estás en las cumbres heladas

Y en las noches desiertas.

Que estás siempre al otro lado del puente

Y al final de cada laberinto.

Todos los caminos me conducen a ti,

Porque más allá de ti no hay nada,

Solo la soledad y la muerte.