23. dic., 2016

EL NÁUFRAGO

Sueña el mar con islas desiertas,

Donde las sirenas cantan al amor y a la vida.

Así sueña el hombre que regresa a su hogar

Después de haber derrotado el frío de las calles,

El desprecio de la lluvia y esos dragones

Que todo lo devoran.

Sueña el mar o es tal vez el mar el sueño del hombre.

Un sueño que roza lo inefable

Y lo abandona luego a su destino.

¿Es el mar lo que recuerda el hombre

En sus noches de insomnio,

En sus días de nieve?

El mar con su misterio y su cansancio,

Con sus islas desiertas,

Con el continuo ir y venir de las olas,

Con ese sueño del que no despierta nunca.

Contempla el mar el hombre,

El que conoce sus últimas noches de amor,

El que ruge en su soledad,

El que remueve sus escombros,

El que sabe su nombre y golpea su alma.

Ese mar que sueña en el fondo del hombre,

De cada hombre, náufrago que no alcanza nunca la orilla.