9. dic., 2016

LAS DOCE EN EL RELOJ

Al fin he dejado de ser

Aquello que los demás siempre han querido:

Estrella u ópalo.

Los astros predijeron muchas cosas acerca de mí.

Ninguna se ha cumplido.

Todos aquellos que han pasado por mi lado:

Vagabundos, héroes, príncipes y proscritos

Me han querido, me han odiado.

Algunos me han pagado con la moneda de la indiferencia.

Hoy el tiempo se burla, consciente de mis flaquezas,

De aquella que soñó con cumbres y apogeos.

Ya nada vale cuando la verdad se impone en el espejo,

Y suenan las doce en el reloj.