9. sep., 2016

A FEDERICO GARCÍA LORCA

Arroyo claro, fuente serena,

Cantan los niños de Federico,

Mientras una sombra se aleja por la montaña.

Cantan y cantan,

Y una voz negra los atenaza.

Cantan y cantan,

Y Federico sueña con ellos.

Cantan y cantan,

Y alguien maldice sus voces blancas.

Cantan y cantan,

Y Federico los acompaña,

Por un sendero verde y con alas.