8. ago., 2016

SPRING WALTZ

Hoy me siento como el mar,

Brillante, nítida, sin aristas,

A fuerza de abrir mi puerta

Y echar a todos los fantasmas.

Hoy me siento álgida por dentro,

Como si los héroes de mis sueños

Hubieran invadido mi casa,

Y adornado de oro y marfil las paredes,

Tanto tiempo desnudas y desvalidas.

Hoy me siento paloma torcaz,

Gaviota sin destino,

Roble que desafía al viento,

Pertinaz lluvia que empapa la tierra.

Hoy me siento sin manchas,

Sin dolor, sin aguaceros.

Ya no hay gigantes malvados

Esperándome a la vuelta del trabajo,

Ni tengo que vaciar mi casa de serpientes.

Todo está en orden.

Más aún, todos mis caminos miran hacia el sur,

Y la luz de todos los tiempos

Barre las últimas sombras de la calle.