4. ene., 2016

Volver a las raíces

Volver a las raíces,

Es arrancar el alma de tanta podredumbre,

Es ignorar las voces que vienen, disfrazadas,

A referir mentiras, engaños, falsedades.

Volver a las raíces

Es mirar a lo lejos

Y contar cuántas ramas se han caído en otoño.

Es pensar que la tierra y la sangre

Son más solidas y ciertas

Que un paisaje sin sombras.

Es llevar en el hombro los antiguos retratos,

Los libros que ya han muerto,

Las noches que no esperan,

Las luces incesantes de los amaneceres.

Volver a las raíces

Es volver a los héroes,

A las hadas, a los duendes,

Impedir que los monstruos

Destrocen los sueños,

Soñar con las ardillas o con los saltamontes

Del campo vespertino.

Volver a las raíces

Es encontrar rincones

Donde pasar las horas,

Y hundirse en un océano de infancia y de ternura.