13. oct., 2015

Este árbol ha perdido las hojas

Este árbol ha perdido las hojas,

Se ha quedado desnudo y sin alma,

Ya no hay aves que llenen sus ramas,

Ya no hay río que llore su sueño.

 

A este árbol lo maldijo la tormenta,

Una noche de desesperanza,

Los rayos, como dagas feroces,

Clavaron sus uñas en su tronco inerme.

 

Este árbol, indigente y soberbio,

Tuvo amaneceres frondosos y densos,

Luces palpitantes, amores ocultos,

Ambición y fuerza.

 

Hoy que la lluvia presagia el milagro,

Lleno de aventuras verdes y rojizas,

El árbol implora al agua y la tierra,

La savia que nutre la cansada espera.