26. sep., 2015

También en el espejo es otoño

Y es otoño,

Dentro o fuera del alma,

En las azoteas, en los parques,

En el sueño del río.

El mundo se esconde bajo el polvo,

No hay razón para que el mar guarde una esperanza.

Regresa el viento con su hacha,

Vibran las penas en los árboles,

Se escapan los caminos con sus sombras,

Se queda sola la noche,

Y los amantes abandonan las esquinas,

La ausencia está en todo:

en los rostros, en las calles, en los quicios de las puertas

Todo es lejanía y las huellas se borran en la arena.

El mar está dolido,

Duele y pesa el otoño.

El andar es lento,

El crepúsculo margina a las rosas,

El horizonte cambia de rumbo,

El gris invade la atmósfera,

Las nubes se vuelven más feroces,

La llama languidece,

El humo hace estragos.

El otoño arruga las frentes,

Las manos, el cuello.

Los viejos cierran los ojos y recuerdan.

También en el espejo es otoño.