14. jul., 2015

En los márgenes de la luz y de la sombra

No es esta ciudad.

Es la otra la que miro,

La que veo más allá del río,

La que recorre tus pasos,

La que oye tu voz,

La que susurra tu nombre en las esquinas,

La que conoce tus plazas y tus penas,

La que sabe de tu soledad y de tu miedo,

La que no ha olvidado tus noches,

Ni tus viejas calles solitarias,

La que cruza sin permiso la nostalgia,

La que llena de piedras y murallas las horas,

La que cobija a los vagabundos.

No es esta la ciudad,

Es la que se refleja en tus ojos como océanos,

La que desborda sueños y amaneceres,

La que anda despacio y en silencio,

La que duerme bajo los árboles,

La que nunca dice no,

Esta es la ciudad en la que recuerdo

Tu silueta en los márgenes de la luz y de la sombra.