11. jul., 2015

Sé fuerte

                                              A Samuel

 

Sé fuerte,

aunque en tus manos no haya más que arena y polvo,

Y tus zapatos se llenen de alacranes.

Sé fuerte,

porque de ti dependen

Los sueños y las torres altas,

La mirada atónita del niño y el vuelo de las gaviotas.

Sé fuerte,

Aunque aúlle la pena

Y las nubes cubran el cielo.

Sé fuerte,

Como el amor, como el roble, como el silencio.

Vence a la escoria y a los malditos augurios.

No te quedes atrás cuando el camino es áspero.

Lleva en tus manos una espada y una rosa,

Para que nadie te arrebate la esperanza.

Sé fuerte,

Aunque te rodeen mendigos,

Aunque tu voz se quiebre,

Aunque los siglos te abrumen.

Aunque el insomnio te ronde.

Sé fuerte,

No dejes que el miedo te turbe,

Ni te alcancen las sombras,

No cedas ante la presión del viento,

Que no te envenene la lluvia.

Sé fuerte,

Que la vida es eso: nubes, alacranes, arena y polvo,

Sé fuerte y tendrás de compañera a la ternura.