28. jun., 2015

El otro sueño

El otro sueño,

Aquel, pálido y ciego,

Con que te soñé el otro día.

Te rodeaban lagos llenos de nenúfares,

Un lirio alto acariciaba tu cabello,

Y un aroma con alas se desprendía de tu cuerpo intacto.

Pasé de largo, haciendo ver como que no te veía,

(El sueño me enseñó una madrugada por la que huir),

Pero el remordimiento era más fuerte,

Y regresé en tu auxilio,

Porque sabía que los monstruos te acechaban,

Los que viven en la Torre Maldita,

Y se ocultan tras las rosas y el perfume.

En mi sueño, logré rescatarte de las fauces malignas,

Y de los rostros que te envenenaban.

Todo fue un sueño, es verdad,

Pero despierta, aún me duele el recuerdo

Y me persigue la sombra de tu muerte.