3. abr., 2015

La belleza y el río

La belleza se oculta en los ojos del río

Y surgen fantasmas más allá de las sombras.

Las piedras se inquietan,

El amor se enturbia,

Los jardines no vuelan,

El tiempo se aleja.

Todo es temblor:

La risa, el llanto, el alma,

Vuelven las penas

Como vuelve la luna al mar,

Como vuelve la rosa a su destino.

Todo es hielo, oscuridad, pesadumbre.

La soledad del agua dialoga con el hombre.

Le pregunta qué sabe de aquellas sedas,de aquellos oros,

De aquella canción sin nubes,

De aquella mañana en Londres, en París, en aquella ciudad sin nombre.

Solo el eco responde desde más allá del cielo,

De la historia, de los insobornables fetiches.

Responde con su brillo, con su niebla,

Con los infalibles versos del Dante.

Allá donde se oculta la belleza,

Las gaviotas firman un pacto con la muerte.