19. mar., 2015

El mar

El mar llega hasta los confines,

Esos que son insondables para el hombre,

Pero que llaman a su puerta cuando llora.

El mar con sus olas,

Su rabia, su vejez, su exuberancia

Su infinita paciencia

Cuando callo, cuando duermo,

Cuando pregunto, a tontas y a locas,

Por qué está el mar ahí sin remedio,

Sin consuelo, sin nadie que le prediga el futuro.

Por qué se adentra en el alma para resarcirse

De tanto desamor,

De tanto ruido,

De tanta desconfianza.

Por qué se adentra en las cuevas

Donde se ocultan los tesoros y el misterio.

Por qué le teme a la luna

Si está sola y muy lejos

Por qué el mar en la infancia y en los sueños,

Por qué se salta las normas y desborda al universo,

Por qué se viste de blanco cuando la noche es tan negra.

Decidme: ¿Por qué el mar está tan ciego y el destino es tan adverso?