18. mar., 2015

La luz

La luz es, a veces, color, a veces, forma.

Siempre espacio.

Un rayo que se filtra en el agua, en los recodos,

Que recorre la vida y los misterios.

Se convierte en piedra, en pájaro, en espuma.

Va de los clásicos a los románticos,

Del amor a la muerte.

Nadie se sustrae a su hechizo,

Pasajero, contingente o infinito

Según quien la espere o la nombre.

Aparece en un lienzo, en unos versos,

En la amargura del pobre,

En el reloj de las doce,

En la plenitud del bosque,

En el verde frondoso

En el amarillento tardío.

Es el rostro de la luna

La lágrima de un por qué

O de un para cuándo.

Tenebrosa, sórdida, marchita e incólume,

Todo lo absorbe, todo lo toca,

Todo es absurdo en su ausencia,

Todo es nostalgia a lo lejos,

Pero nunca naufragio, nunca mentira, nunca miedo.