25. feb., 2015

Hay que rescatar

Hay que rescatar a los sueños del hambre y la mentira.

Al silencio, de las heridas y el cansancio.

A la luz, de las hordas y el miedo.

A las voces, del cautiverio del tiempo.

Al mar, de la bruma y lo insondable.

A los ángeles, del bosque.y del frío

Hay que rescatar a las flores de las máscaras y la muerte,

A la luna, de la rutina y el tedio,

Al fuego, de su delirio inconsciente,

A la lluvia, de las dudas y las sombras,

Al dolor, de su nombre y su presagio,

Hay que rescatar tanto olvido,

Tantas miradas del polvo,

Tanta ausencia.

También, hay que rescatar a los hombres del invierno.