18. feb., 2015

Todo huele a primavera

Todo huele a primavera,

El trueno, el páramo, el color verde

Y cómo no, los naranjos y los pájaros

Entrando en las casas por paredes y cristales.

Con premeditación 

El calendario marca su rutina y su tormento,

Soñando una muchacha en la montaña

O arrancando las espinas silenciosas.

Todo huele a primavera, 

El amor vuelve a hallarse en la colina

Y el viento firma una tregua con los árboles.

Alguien murmura y le responde el silencio con sus trovas,

Los astros bailan al socaire de algún porche,

La sombra mira atónita al alma

La soledad huye con el miedo y con las piedras.

Todo huele a primavera,

El rumor se vuelve certidumbre

Y la luz aprende el nombre de las cosas.