2. ene., 2015

Paisajes inéditos e insólitos

Paisajes inéditos e insólitos

Circulan por tus venas,

Sedientas de mar y de lunas incandescentes.

Ríos que emergen de la niebla

Sin más rostro que el de los astros

Buscando tu sendero y tu equipaje.

Vueltos ya a la sombra de los tiempos

Nacen amapolas a raudales de esa luz

Que son tus ojos profundos como estrellas

En las álgidas noches de un invierno que agoniza.

Tu frente sin arrugas y sin impronta

Que la distinga de la nieve, de los lirios, 

Con olor a brezo y a matorral,

Con sabor a océano y a jardín vespertino,

Simula un corazón latiendo en la penumbra.

Sopla el viento

Y el alba sigue soñando amaneceres.