27. dic., 2014

Será mañana la incertidumbre fatal que hoy me acecha?

Será mañana la incertidumbre fatal que hoy me acecha?

Tendré en mis manos un sueño aciago?

No volarán gaviotas en el campo?

No veré tu rostro en las estrellas?

Será mentira aquel amor que nace entre temblores?

Velará la noche la zozobra que espía en los rincones?

Será tu luz uno de tantos sinsabores que depara la vida?

O retendré la dicha pasajera que viaja siempre sin cartera

Sin reclamaciones, sin ningún tipo de ostentaciones?

Vagaré como un fantasma sin su sombra.

Mendigaré a la puerta de tu casa.

Me vestiré de harapos y de andrajos

Oleré a podredumbre y a estiércol.

Bajaré las escaleras de la muerte.

Me esconderé al abrigo de algún porche.

Seré como esa piedra intacta en la laguna

Como los besos que se pierden en la bruma.

Y cuando ya nadie recuerde mi nombre,

Y mi imagen se marchite en el espejo,

Elevaré mi súplica a los astros

Para que me amparen en su cielo.