23. dic., 2014

No me esperes

No me esperes.

No estaré nunca más entre las sombras.

No respiraré el aire ingrato y húmedo del silencio.

No seré el eco de ningún sueño

Ni un fantasma que deambula por el cielo.

No seré nunca más un corazón inerte que se yergue en los desiertos páramos.

No entraré en los antros de la noche.

Viviré en la soledad y en el olvido.

Una rosa será mi compañera.

La lluvia, mi única esperanza.

Andaré por este destierro

Con los pies descalzos y sin almena que me proteja.

Y por último

Bordaré mi despedida en las estrellas.