20. dic., 2014

Me duele el desencanto de los pájaros

Me duele el desencanto de los pájaros,

su turbia tez,

 sus ojos marchitos.

Ya no vuelan, como antes, por mis sueños

Ni los veo en los besos de los amantes

O en la nostalgia de los poetas.

Su belleza de antaño se ha deteriorado

En los salones sórdidos,

En las esquinas donde se hallan los murciélagos.

Su candor se ha vuelto oscura noche, 

En mi cielo ya no se oyen sus trovas

Y los vagabundos no las repiten en mi alma.