11. dic., 2014

Solo tu me hallas

Solo tú me hallas

 En el mismo lugar, a la hora de siempre.

En el camino incierto,

En el destino aciago,

En la música que me ciega,

En la luz que me combate.

Solo tú me hallas

En esas hojas marchitas,

En los árboles del campo,

En los áridos desiertos,

En el beso que no llega,

En las palabras incómodas,

En la duda irrefutable,

En el pensamiento hiriente

Aunque huya de tus sueños,

Aunque me esconda tras la luz de las estrellas.

Tú me buscas y me hallas

En mi palabra incipiente

En mi respiración ardiente,

En la avidez de mi alma,

En mi silencio rotundo.

Solo tú me hallas y me acoges

En la última sombra de la noche.